20/1/2009

La democracia y el pueblo (Eric Hobsbawm)

Eric Hobsbawm, caricatura de Bob Row

Artículo de Eric Hobsbawm publicado en el suplemento CASH del diario argentino Página 12, sobre los gobiernos, la opinión pública y la actual crisis internacional. Un par de citas para que les pique y lo lean entero:

"En resumen, la “voluntad del pueblo”, o como quiera llamársela, no puede determinar las tareas específicas de gobierno. Como apropiadamente observaron Sidney y Beatrice Webb respecto de los sindicatos, la “voluntad del pueblo” no puede juzgar proyectos, sólo resultados. Es inconmensurablemente mejor votando en contra que a favor. Cuando consigue uno de sus principales triunfos negativos, como derrocar los regímenes corruptos de 50 años de posguerra en Italia y Japón, es incapaz por sí mismo de ofrecer una alternativa.

Y aun así, el gobierno es para la gente. Sus efectos son juzgados por lo que afecta a la gente. Por más desinformada, ignorante o aun estúpida que sea la “voluntad del pueblo”, y por muy inadecuados que sean los métodos para descubrirla, es indispensable. ¿De qué otra forma podríamos definir la manera en que las soluciones técnico-políticas, por más expertas y técnicamente satisfactorias que sean en otros aspectos, afectan a las vidas de los seres humanos concretos? Los sistemas soviéticos fallaron porque no existió una retroalimentación de información entre aquellos que tomaban las decisiones “en nombre del interés del pueblo” y aquellos a quienes se imponían esas decisiones. La globalización del laissez faire de los últimos 20 años ha incurrido en el mismo error."

____________________________________________________________________


La democracia y el pueblo. La crisis internacional y las políticas de los gobiernos. (Eric Hobsbawm, Página 12)

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Buen post, pero la voluntad del pueblo existe y claro que se materializa en casos de urgencia, en que todos los seres humanos nos podemos llegar a poner de acuerdo ante un peligro que nos puede afectar (injusticia, corrupción, malos gobiernos, etc); tiene me parece que ver con el instinto de supervivencia.

Como bién anota Hobsbawm, la voluntad del pueblo no puede dar soluciones, no esta en esa capacidad, porque esta, es propia del razonamiento y esta capacidad varía entre las personas ya sea por su nivel académico o porque simplemente, no todos pensamos de la misma manera y por lo tanto no podemos totalmente ponernos de acuerdo...