30 mar. 2010

NotiHistoria: Veteranos de la IIGM deben pagar por cantar

Veterano ruso de la II Guerra Mundial, celebraciones en Moscú (2009)

La creación seria del relato histórico debe hacerse con un irrestricto respeto a las fuentes y a sus autores. La respectiva mención no sólo descarta cualquier intento de plagio, sino que es una justa retribución académica a los especialistas que contribuyen al conocimiento científico. Sin embargo, los vestigios históricos son propiedad cultural de la humanidad y no se debe lucrar con ellos, por ello deben revisarse las leyes arcaicas y ridículas que así lo estipulan.

Cada 9 de mayo se celebra en Rusia (y en otros países) el fin de la Gran Guerra Patriótica, nombre soviético para la Segunda Guerra Mundial. Las celebraciones son magníficas, como ya las hemos reseñado en un post anterior. Sin embargo, las organizaciones que dicen defender los derechos de autor no respetan ni a las víctimas (que son 27 millones) ni a los que pelearon en contra de los nazis. La Sociedad de Autores Rusos (SAR) ha exigido a un grupo de veteranos de la Segunda Guerra Mundial que pague por las canciones de guerra que cantaron en la celebración que hubo en la ciudad de Samara, sin importar que sean las mismas canciones que cantaron en el campo de batalla hace más de seis décadas.

Las reacciones no se han hecho esperar, desde los mismos veteranos que han rechazado de pleno el intento de cobro: "Cantamos para transmitir un mensaje educativo a nuestros nietos. ¿Y tenemos que pagar por eso? ¿No es esto un crimen?" dijo uno de los intérpretes de las canciones. Mientras, otros sectores políticos también levantaron la voz de protesta, como Gennady Zyuganov, dirigente del Partido Comunista Ruso, quien mencionó: "Creo que en este caso, la locura se hace más fuerte y más fuerte. Ahora se ha llegado a la estupidez completa". La Duma ha pedido una investigación y ha mencionado que estas organizaciones deben luchar contra la piratería, no contra los veteranos.

Sin embargo son los legisladores los que deben delimitar el campo de acción de estas organizaciones que parece que en los últimos años han encontrado una excelente manera de lucrar amparándose en la defensa de los derechos de autor. Es como si la peruana APDAYC nos quisiese cobrar por cantar el himno nacional. Aunque, a veces parece que ganas no le falta.

Ante la presión, la SAR ha declinado el cobro y ha asegurado que no habrá ningún cobro este año, pero afirmando que se deben hacer "cambios" para que las canciones de guerra puedan ser cantadas gratis... ¡sólo el 9 de mayo! Estupidez completa, ¿no?

____________________________________________________________________

World War II Veterans Must Pay To Sing War Songs (TorrentFreak)

Alternativas y debate: No soy delincuente (Perú)