23 ago. 2009

Sacco y Vanzetti


Bartolomeo Vanzetti (izq) and Nicola Sacco, esposados.

Ferdinando Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti fueron ejecutados en la silla eléctrica el 23 de agosto de 1927, luego de ser sentenciados por la justicia de Massachusetts en 1921 por el asesinato de un guardia de seguridad. En 1977, un 23 de agosto, el gobernador de Massachusetts Michael Dukakis firmó una proclama donde se reconoce que la justicia de su estado falló al probar la culpabilidad de Sacco y Vanzetti, y aún así fueron ejecutados.

El caso de Sacco y Vanzetti fue conocido mundialmente durante los "locos años veinte", esa década muy polarizada y desigual donde en EEUU se vivió un periodo de bonanza económica sin precedentes, que luego sería replicada en algunos países europeos hasta 1929. Fue uno de los periodos de mayor desarrollo del capitalismo, cuando se formaron las grandes transnacionales y se ampliaron los mercados, sobre todo en América Latina. Durante esa década, por ejemplo, se aprobó la enmienda décimo octava de la Constitución de los EEUU (1919) con la cual se dio inicio a la prohibición al consumo de alcohol, lo que provocó la irrupción de las mafias como la de Al Capone. La siguiente enmienda, la décimo novena (1920), permitió el voto femenino, lo que demuestra la polarización entre un sector conservador y otro liberal en la sociedad norteamericana. Otro ejemplo es la reconstitución del Ku Klux Klan y por otra parte el desarrollo del Art Deco y de la 'Generación perdida' en literatura.

En medio de ese periodo, los ecos de la revolución rusa y la expansión del comunismo como proyecto de sistema alternativo al capitalismo en Europa levantaron una leyenda negra sobre el pensamiento radical de origen anarquista y socialista, lo que se llamó el "Terror rojo". Algunas acciones terroristas, como el atentado en Wall Street de 1920 aceleraron la paranoia colectiva que los políticos aprovecharon para provecho propio.

Se entiende que el sentimiento anti-italiano (anti migrante en general) y anti-anarquista haya preponderado en el jurado. Lo injustificable es la actuación del juez Webster Thayer, quien promovió el encono contra los acusados y contribuyó a enviarlos a la silla eléctrica, pasando por encima del sistema de justicia del Estado y de los derechos humanos en general. El rechazo a la sentencia se sintió en EEUU (los intelectuales Bertrand Russell, John Dos Passos, Upton Sinclair, George Bernard Shaw y H. G. Wells participaron en la campaña contra la sentencia) Londres y París, y se realizaron varias campañas por la liberación de los italianos, los cuales fueron resarcidos 50 años después por la misma justicia que los mandó ejecutar.

Hoy en día, Sacco y Vanzetti son un ejemplo de cómo el odio y el miedo infundados no pueden determinar la culpabilidad o la inocencia de nadie, las cuales deben ser sustentadas en un juicio justo. También son un ejemplo del radicalismo al cual puede llegar la sociedad industrializada a través de la manipulación de sus autoridades políticas. El juez Thayer tuvo que pasar el resto de sus días en su hogar en Boston, resguardado 24 horas al día por agentes de seguridad.

Les dejo un video (Youtube) sobre Sacco y Vanzetti.



____________________________________________________________________

Un recuerdo para Sacco y Vanzetti ejecutados un 23 de agosto de 1927

Sacco and Vanzetti (Miller, 2006). Documental (IMDB).

Sacco and Vanzetti (Wikipedia)

1 comentarios:

Deprisa dijo...

Que pena, que verguenza. El caso es que aunque su memoria 50 años después haya sido lmpiada, se me queda un sabor amargo cuando veo cosas como esta.