1 may. 2009

Sobre el comunicado del AHIRSA (30 de abril)

Clio, musa de la historia

El comunicado de la Asociación de Historiadores Región Sur –Arequipa (AHIRSA) emitido el jueves 30 de abril y reproducido en el blog El reportero de la historia es un claro símbolo de lo poco seria que es la propuesta de crear un Colegio Profesional de Historiadores, lo poco representativa que es la AHIRSA y el bajo nivel moral y profesional que tienen los miembros de dicha asociación. Mientras que en el comunicado se sigue asegurando que esto se trata de "una lucha que la mayoría desea", aseveración sin mayor fundamento y que debe reflejar los deseos particulares de un pequeño grupo de historiadores preocupados por su futuro material profesional en vez de por su excelencia y eficiencia académica (características que los ayudarían bastante en resolver sus problemas laborales).

Los miembros del AHIRSA aun tienen tiempo de rectificarse y proponer sus problemas a la comunidad histórica, a través de las principales universidades a nivel nacional, archivos y centros de investigación. Asimismo, les propongo en solicitar conversaciones con sus respectivas autoridades universitarias y políticas de la Región Arequipa para ayudarlos a resolver el problema de modo coordinado. Lo que es inaceptable es que un grupo reducido e interesado intente manipular el futuro de la docencia y de la investigación histórica de cientos de historiadores peruano para satisfacer sus propios intereses particulares, lo que con total certeza es un intento por asegurarse por lo bajo un puesto de trabajo, dejando de lado la competencia libre, la cooperación con otras ciencias sociales, la comunicación interdisciplinaria, la actualización, especialización y desarrollo crítico de una profesión tan flexible (por ello abogados, periodistas, antropólogos, sociólogos, etc. pueden escribir libros de historia, lo que sucede en todos los países del mundo y que es un medio para el debate de las ideas que los colegas de la AHIRSA desprecian) y liberal como debería ser la historia moderna.

Sin embargo, el intento unilateral del AHIRSA ha provocado un efecto positivo. Cientos de historiadores de diversas universidades del país, incluyendo a los miembros de la Academia Nacional de la Historia y a una gran cantidad de historiadores jóvenes están debatiendo en este momento las consecuencias del proyecto de ley y en los siguientes días estarán emitiendo comunicados -muchos de ellos de rechazo- ante esta inaceptable iniciativa.

Aconsejamos a los miembros del AHIRSA que tomen las cosas con calma y que revisen sus objetivos, sus conceptos, su filosofía de la historia, sus métodos y su discurso. Es interesante, por ejemplo, que el blog del AHIRSA no permita dejar comentarios en sus post, lo que evidencia la poca disposición al diálogo y lo unilateral de la mentalidad de los miembros de la AHIRSA, sobre todo del señor Miguel Ángel Zeballos Lozano, actual presidente de la Comisión Pro Colegio Profesional de Historiadores del AHIRSA, quien además se desempeña como corresponsal extranjero de Acción Chilena, la revista del "Movimiento Socialista Nacional Patria Nueva Sociedad", un partido de ultraderecha chileno (inviertan el orden de "socialista nacional" y vean como rinden homenaje a personajes como el escritor alemán Oswald Spengler, uno de los fundadores de la filosofía nacional socialista alemana para mayores señas). Ahora queda más claro a qué deben estar pensando los historiadores del AHIRSA acerca de definir los "criterios éticos, de libertad, legalidad y de interés público".

Dicho historiador, dicho sea de paso, no tiene publicaciones (libros ni revistas) en la Biblioteca Nacional ni en la biblioteca de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, las dos bibliotecas públicas más importantes del país. ¿Con qué criterios entonces se autoproclaman como los dueños de la verdad y la voz de la mayoría?

Para terminar, un excelente hallazgo de Víctor Arrambide Cruz, autor del blog El espejo de Clío e historiador de San Marcos:
"La verdad esto parece un chiste. No quiero ir a lo personal, pero el comunicado del AHIRSA demuestra su deseo de ser ellos los que dirijan el derrotero de la Historia en el Perú o no saben lo que quieren. Lo curioso, anecdótico, chistoso o cualquier otro término es que en el punto 8 de este comunicado la Comisión Pro Colegio Profesional de Historiadores - AHIRSA propone a Heraclio Bonilla como posible primer Decano del Colegio de Historiadores. Pero Bonilla no puede ser compañeros del AHIRSA Decano de nuestro Colegio porque es un "intruso", el estudió Antropología en la UNMSM, nunca sacó una licenciatura en Historia. Entonces, ¿en que quedamos? Un poco más de seriedad." (En: Comentario ante el Comunicado del AHIRSA sobre el Colegio de Historiadores del Perú)
Totalmente de acuerdo, más seriedad para empezar. Esta es la peor manera para estrechar lazos entre los diferentes científicos sociales peruanos.

Seguimos esperando la rectificación de los miembros del AHIRSA.

____________________________________________________________________

Carta abierta a José Carlos Eguren, congresista que propuso el proyecto de ley del Colegio de Historiadores (con enlaces a los principales post sobre el tema)

Colegio de Historiadores

11 comentarios:

El historiador dijo...

Como bien dices, el blog del AHIRSA no deja poner comentarios, y sólo han comentado en el Blog del Reportero de la Historia. Ahora los ataques van dirigidos hacia José Ragas...poniendo en duda su titulación...último recurso???

Gracias por tus comentarios hacia mi persona.

Anónimo dijo...

Jorge, y cómo funciona eso de un corresponsal peruano para un partido nazi chileno? Suena tan contradictorio como esos partidos pseudo-nazis que aparecieron en los países ocupados durante la segunda guerra mundial...

Jorge Bayona

Jorge Luis Valdez Morgan dijo...

Les recuerdo por favor que en la medida de lo posible los comentarios sean alturados y con un mínimo de correspondencia ortográfica, gramatical y sintáctica, sobre todo para aquellos que escriben desde el ámbito académico (no desde el político, donde no tiene mayor relevancia) y que lanzan propuestas y proyectos de ley que afectarían negativamente a gente más allá de sus intereses particulares.

Esto va dirigido a un comentario recibido en este blog firmado por el Lic. Enrique Ramírez Angulo, quien firma como "Presidente de AHIRSA", titulado "COMUNICADO PRESIDENCIA AHIRSA A LA COMUNIDAD DE HISTORIADORES".

En caso que decidan redactar bien el comunicado (con un lenguaje formal o mínimamente académico) gustosamente lo publicaré.

Gracias.

Jorge Luis Valdez Morgan dijo...

Si quieren leer el comunicado, lo pueden ver aqui:

http://www.reporterodelahistoria.com/2009/05/comunicado-del-presidente-de-la-ahirsa.html

Jorge Luis Valdez Morgan dijo...

Finalmente, ante los continuos correos del Lic. Ramírez, le recuerdo que todos los blogs tienen criterios de publicación de comentarios si así lo desean, y éste lo tiene.

Por último, haría bien en publicar los comunicados en el blog del AHIRSA y abrir la posibilidad de hacer comentarios en dicho blog, cuestión que no se puede hasta el día de hoy y que demuestra la poca voluntad de debate que tiene -por decir lo menos- el administrador del sitio.

En todo caso esperemos que el Lic. Ramírez, como presidente de AHIRSA, pueda resolver esa situación tan engorrosa.

Un simple Cruzado medieval dijo...

Estimado Jorge.

Saludos. Existe una singularidad entre el derecho de determinada asociación civil y su posibilidad de presentar mociones de organización que la ley le permite. En efecto, AHIRSA tiene todo el derecho de presentarse ante el Congreso y exigir que su agrupación pueda erigirse bajo el título de COLEGIO DE HISTORIADORES. Es decir, la ley no se lo puede prohibir. Si ya hubiera existido una institución de agremiación denominada como tal, pues esta organización particular (AHIRSA) no hubiese tenido mayor relevancia que la de ser afectos hacia sus principios geográficos regionales, lo que les da el nombre. Ahora bien, al no existir un COLEGIO DE HISTORIADORES, pues a ellos (léase que solo estoy exponiendo el desarrollo lógico de su propuesta), tampoco les está prohibido ni fuera de cualquier petitorio normado. Más allá de que si esta moción fuera rechazada o aceptada por el Congreso (entidad representativa del Estado peruano), nada evitaria más adelante que una ASOCIACIÓN DE HISTORIADORES DE LA AMAZONÍA, o de LA COSTA NORTE, o de otros tipos como una ASOCIACIÓN DE HISTORIADORES DEL PROLETARIADO(geográficos, económicos, sociales, políticos, etc.)exigiesen con derecho una posición semejante a la que que hoy se halla en debate. En lo que sí estoy en total desacuerdo con las críticas vertidas en los distintos blogs es en torno al espacio geográfico y al del crédito académico.

Sobre a la distancia pues los medios electrónicos: de información, de pago, entre otros, permiten que muchos trámites puedan hacerse desde la comodidad de la Pc del dormitorio. Claro, suponiendo que dicha institución esté en las condiciones de llevarlo a cabo. También estoy en desacuerdo en torno al crédito académico, ¿quién o qué lo determina? No conozco ni al Sr. Ramírez Angulo ni a ningún otro miembro que abiertamente se defina como miembro de AHIRSA, pero (dándoles el favor de la duda), pues bien podrían ser administradores ágiles - y vaya que lo han demostrado, ese trabajo de ir y venir al Congreso-, o maestros eficaces en su labor, o qué se yo.

Lo que sí creo sería materia de una charla, cafe o ensayo es la relación entre la Historia que se PODRÍA enseñar en los colegios del ESTADO y la propuesta como tal que se relaciona con dicho COLEGIO. Algo de eso he escrito en mi blog:
http://sobrehistoriayeducacion.blogspot.com/

Saludos cordiales y sigamos en contacto. Un colega y servidor.
Juan Carlos

Jorge Luis Valdez Morgan dijo...

Juan Carlos, gracias por tu comentario.

El problema es más complejo. Uno puede crear asociaciones siempre y cuando estén sujetas a ley. Pero la creación de un Colegio Profesional de Historiadores del Perú (como en todo Colegio Profesional aprobado por ley) tiene que nacer del consenso y de los acuerdos, pues sus estatutos afectarían a todos los que nos desempeñamos en esta profesión y a otros investigadores de otras profesiones.

El AHIRSA no quiere crear el Colegio de Historiadores de Arequipa, quiere crear el Colegio Profesional de Historiadores del Perú como si fuera una dependencia de su asociación (pues quieren controlarla sin ningún fundamento), lo que es inaceptable. Las propuestas del proyecto de ley no van de acorde al mundo académico moderno (el cual parece que no existe para los miembros del AHIRSA, que más se dedica a homenajes y agasajos, según sus propios comunicados) ni con la realidad laboral del país, la cual se debe dividir entre el ámbito público (regido por LEY MAGISTERIAL, así que el mentado colegio no podrá resolver NADA) y el ámbito privado (que se autoregula según la competencia abierta y la demanda de trabajos, y de las habilidades y capacidades de los profesionales).

Entonces el proyecto de ley es un sinsentido y una irresponsabilidad que esperamos que no prospere. Un proyecto bien hecho (y redactado) podría haberte debatido y haber planteado soluciones mucho más inteligentes. Pero este proyecto es impresentable, una vergüenza para sus autores y un absurdo desde el punto de vista real y legal (dicho sea de paso es anticonstitucional).

Saludos.

José Ragas dijo...

Estimados lectores, vamos poniendo paños fríos y centrándonos en los puntos que pueden ser de interés para los historiadores en su conjunto.

En primer lugar, insisto en que no se trata de un enfrentamiento Lima-provincias, Lima-Arequipa, PUCP-AHIRSA, y todas sus variantes, como algunos pretenden hacer creer para obtener respaldo.

Segundo. Gracias a que otros colegas de Arequipa y Cusco nos han escrito por este medio, en Lima conocemos mejor la situación de los colegas del sur. No es ninguna novedad decir que el contexto en los cuáles se desempeña el historiador en la capital es diferente al del interior del país. En ese sentido, nos parece adecuado que, si hay problemas en este rubro, se planteen de manera que los colegas de otras partes puedan encontrar un ámbito laboral propicio para desenvolverse.

Sin embargo, nuestra oposición va hacia dos puntos concretos:

1. Que la propuesta del Colegio de Historiadores del AHIRSA pretenda ser aplicada al resto del país. ¿Qué ocurriría si desde otra región se propusiera que solo los historiadores que tengan titulación en Educación puedan ejercer como tales? ¿Sería absurdo, no es cierto? Pese a que solo favorecería a los historiadores de aquella región, no tendrían derecho de imponer sus propuestas al resto del país. Eso es exactamente lo que ha hecho AHIRSA.

2. El manifiesto interés que tiene AHIRSA por controlar la institución que pretenden crear, sin presentar estudios técnicos o legales previos.

Estamos plenamente concientes que no todos los historiadores arequipeños son del AHIRSA, ni que todos los historiadores de la región sur están de acuerdo con el proyecto del AHIRSA. Si consideran que un colegio de historiadores puede ayudarlos, bienvenida la propuesta y desde el resto del país los apoyaremos.

Pero tal como está planteado el proyecto del AHIRSA, lo único que va a crear es más división entre las diferentes regiones.

No lo digo por pesimista, ni quiero que se me malinterprete. Pero lo más sano sería que el proyecto sea rechazado en el Congreso y que podamos debatir abiertamente sobre este tema, para que así la representación del gremio sea compartida entre todos y no por un grupo de personas en particular.

Cordialmente,

josé ragas

No al CHP dijo...

http://noalcolegiodehistoriadores.blogspot.com/2009/05/ayuda-memoria-proyecto-de-ley-n-9042006.html

Yony dijo...

¿no al colegio de historiadores?
No seria mejor conversar, no sé, reformular el proyecto, o en su defecto presionar a la ANH, para que deje ser una institución que vive en las nubes. O es que, no les importa nada.

El historiador dijo...

Para conocimiento de la comunidad:
http://elespejodeclio.blogspot.com/2009/05/no-al-colegio-de-historiadores-del-peru.html

Saludos

Víctor Arrambide