9 jun. 2009

El infierno en Bagua

Amazon Watch © 2009 Independent Reporter

Haciendo un paréntesis a los temas históricos del siglo XX, no puedo pasar por alto los horrendos hechos ocurridos desde el viernes (en realidad desde casi 60 días) en Bagua (Yurimaguas, Perú). Fue el viernes -viernes negro- 5 de junio en la madrugada que hubo un violento enfrentamiento entre la policía nacional y ciudadanos habitantes de comunidades nativas en la selva. El saldo hasta ahora es trágico: 24 policías muertos (la peor matanza sufrida en su historia) y un número no confirmado de civiles (se manejan cifras muy disímiles, desde 9 hasta alrededor de 100), incluyendo las denuncias cruzadas de barbarismos (degollamientos de policías y quema de cuerpos de civiles). Las razones, una serie de decretos ley emitidos por el Ejecutivo peruano -que ha hecho gala de la mentalidad "perro del hortelano"- necesarios para la implementación del TLC con EEUU -la joya de la corona de García- que son claramente inconstitucionales al no haber sido consultados con los pobladores de la selva según se debió hacer acorde a tratados internacionales firmados por el Perú.

Autoritarismo en la toma de decisiones, modus operandi altanero y soberbio, aprovechamiento político por todas las partes, ineficiendia legislativa, mentiras y manipulaciones, y violencia, mucha violencia. El tratamiento periodístico ha sido una vergüenza para el gremio, al actuar más como voceros de las partes que como entes independientes de información.

Si bien la antropología, sociología y la politología tiene varias cosas que decir sobre el problema de Bagua (y los conflictos anteriores), la historia se presenta aquí como una de las ciencias de mayor utilidad. Una perspectiva histórica de la presencia o ausencia del Estado peruano en zonas rurales y/o selváticas, un recuento de los bolsones de crecimiento económico capitalista a partir de inversiones extranjeras y el legado de las mismas, la desigualdad y el abandono institucional, los abusos llevados a cabo por los particulares defendidos por las fuerzas del orden que como colonos vendían la idea de llevar desarrollo cuando lo único que llevaban era terror, cómo se desarrolló la violencia política de las últimas décadas en la zona, etc.

Conflictos sociales en el Perú (Mayo 2008 - Mayo 2009). Defensoría del Pueblo.

No queda sino lamentar la pérdida de vidas, permanecer observante y difundir información veraz, y denunciar a los responsables. Por lo pronto suscribo el comunicado de la Defensoría del Pueblo y de la Conferencia Episcopal del Perú.

Y para la reflexión, les dejo un fragmento del informe realizado por Roger Casement, cónsul británico en Río de Janeiro quien fue en 1910 a inspeccionar la zona del Putumayo (Loreto). No existía ley más que la de la selva y la de los caucheros (empresarios foráneos), como el trístemente célebra Julio César Arana.

"Antes de que mi visita finalizara, más de un agente peruano admitió que había continuamente azotado a los indígenas, y acusó con el nombre a más de uno de sus compañeros agentes de haber cometido peores crímenes. En muchos casos el trabajador indígena del caucho, que sabía aproximadamente la cantidad de caucho que se esperaba de él, cuando llevaba su carga para ser pesada, viendo que la aguja de la bañanza no llegaba al lugar requerido, se tiraba boca abajo en el suelo y en esa postura esperaba el inevitable latigazo...

Cuando visité la región cité el testimonio de este hombre, que estaba en mi poder, como la evidencia del mismo y fue ampliamente confirmado por uno de los súbditos británicos que examiné, quien estaba acusado de la flagelación de una joven indígena, a quien el hombre al que me refiero mató después, cuando, luego de la flagelación, su espalda se pudrió de tal manera que estaba "llena de gusanos" (...).

Los indígenas eran azotados no solamente debido a una disminución de caucho, sino también, y aun más cruelmente, si se atrevían a escapar de sus casas para fugarse a una región distante y librarse juntos de los trabajos que les habían impuesto. Si los figitivos venían capturados se los torturaba hasta darles muerte mediante los brutales azotesm ya que la fuga era considerada como una ofensa capital. Se organizaban expediciones cuidadosamente planeadas para seguir la pista y recuperar a los fugitivos por más lejanos que se encuentren. El territorio fuera de discusión de la vecina República de Colombia, ubicado al norte del río Japura (o Caquetá), era violado una y otra vez durante estas persecuciones, y los individuos capturados no eran solamente indígenas."

(En: Contreras y Cueto. Historia del Perú Contemporáneo. Lima: IEP, 2000. p. 202)


Amazon Watch © 2009 Independent Reporter


Si te gustó, vótalo en Menéalo Twitealo
____________________________________________________________________

Cronología de una matanza anunciada (Ana María Vidal)

Noticias sobre el conflicto de Bagua (Enlace Nacional)

La situación de Bagua según el censo del 2006 (Farid Matuk)

Fotos en Amazon Watch

La noticia de #Bagua en el twitter

Bagua en blogs peruanos (ver sus respectivos enlaces): Roberto Bustamante, Paola Ugaz, Marco Sifuentes, Jacqueline Fowks, José Godoy, Martín Tanaka, Álvaro Portales.

Bagua en la prensa (Google News)

Reporte de conflictos sociales (Defensoría del Pueblo)

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Mayor utilidad? No seas pendejo, zambo.
Carlos Melendez

Jorge Luis Valdez Morgan dijo...

Fácil así dejan de repetir las mismas vainas con otro nombre.

Te escribo por el interno.

29x55 dijo...

http://29x55.wordpress.com/2009/06/10/minoria-amazonica-hace-mil-dias/

Información adicional sobre las características sociales de la minoría amazónica

Anónimo dijo...

Dar la espalda a la realidad, ignorar el panorama completo de los hechos es ensombrecer la historia, como el sol y la luna a los que nunca percibimos juntos pero que son parte ineludible e innegable de nuestras vidas.
La desinformación es el botín que buscan explotar los que se autodenominan representantes de izquierda, líderes de un pueblo que sin embargo disfrutan ver sangrar, pues esta misma sangre les sirve para dibujar una visión apocalíptica en la que ellos se erigen como la figura salvadora, como las únicas personas que entienden el problema, es decir, sólo mentiras, puro tráfico de expectativas de los pueblos.
En Internet, desde páginas nacionales e internacionales, a través de correos y en general por cualquier medio que permita la difusión de imágenes, circulan lamentables escenas de pobladores muertos tomadas desde distintos ángulos para graficar los detalles; recordemos que también murieron policías, todos con torturas previas. El ensañamiento y la crueldad también potencian el dolor de las familias desamparadas; los derechos humanos pertenecen a todos, la muerte de un ser querido duele tanto que no escribiré sobre eso.
Las imágenes son fuertes, son de policías, son de peruanos, son de seres humanos…creo como tu y como yo.

LINK: http://tinyurl.com/masacreapolicias

Anónimo dijo...

este blog debería tener una cuenta en twitter.

El Cantante dijo...

Meléndez, fácil no has visto esta columna de Antonio Zapata (15 de abril):

http://www.larepublica.pe/archive/all/larepublica/20090415/19/pagina/1634