28 dic. 2009

¿Stonehenge, restauración o invención?

Una de las fotografías del montaje de Stonehenge, según un artículo que aparecerá en National Geographic Magazine a inicios del 2010. La imagen fue colgada en el blog Fogonazos el día de hoy.

Es claro que rara vez se evoca a la historia antigua en este blog, pero lo que va a publicar National Geographic en su primer número del año 2010 podría convertir a Stonehenge, el monumento histórico más preciado de Inglaterra, símbolo de la grandeza de su cultura y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en un engaño elaborado en las primeras décadas del siglo XX.

Según el periodista español Antonio Martínez Ron, quien tuvo en sus manos información exclusiva de la revista, el arqueólogo Michael Parker Pearson ha concluido luego de varios años de investigación que: "el 90% de las piedras que hoy vemos en Stonehenge no pertenecen a la formación original y fueron colocadas en sucesivas “restauraciones” como parte de un gran montaje" (ver artículo aqui). El artículo llama la atención sobre un viejo tema, el de la conservación, restauración, puesta en valor e investigación arqueológica y las manipulaciones a muchas "ruinas" o vestigios a lo largo de la historia, muchas veces con fines ideológicos como el querer presentar a una cultura más avanzada de lo que era para su tiempo.

Si bien existen muchas manipulaciones de los vestigios arqueológicos no siempre se le puede llamar "montaje". Es claro que el método científico ha ido perfeccionándose y mejorando sus técnicas para proyectar la visión más verosímil de lo que fueron estos grandes monumentos, pero no por ello se debe esperar que las mentalidades dejen de dar forma a lo que vemos. Por ejemplo, es ampliamente comentado el caso peruano de las ruinas de Pachacamac, restauradas en varias ocasiones quizá la más importante con Julio C. Tello a partir de las descripciones de Garcilaso de la Vega en sus Comentarios Reales, profundamente influenciado por el renacimiento italiano. Cierta esta historia o no, es sabido que más de un monumento en la actualidad ha tenido sus respectivos "retoques" y no por ello dejan de ser símbolo del pensamiento y acción de la cultura humana.

Regresando a Stonehenge y realizando un simple ejercicio de observación, la gran "primicia" de National Geographic no parece tan asombrosa. Por ejemplo, si comparamos una fotografía de las ruinas en 1877 y otra del año 2004 (ambas obtenidas de un medio tan masivo como wikimedia commons):

Stonehenge en 1877. Fotografía de Philip Rupert Acott. (Fuente)

Stonehenge en el 2004. Mismo angulo, pocas diferencias. Fotografía de Frédéric Vincent. (Fuente)

No pareciera que existe una gran diferencia salvo una restauración y "limpieza", una simple puesta en valor. No pareciera que el 90% de esas piedras fueran montadas desde 1898 hasta 1958, como asegura la prestigiosa revista sin que nadie se hubiera percatado. A menos, claro, que todo sea parte del montaje.

Habría que ver la totalidad de las investigaciones de Michael Parker, a ver si esto no pasa de ser un truco publicitario. En el más grave de los casos, esto puede sentar un precedente importante y provocar nuevas investigaciones no sólo en Inglaterra sino en varias partes de Europa para esclarecer en qué casos hubo manipulaciones y en qué consistieron, y por supuesto, construir una versión más verosímil que la anterior.

Si te gustó, vótalo en

P.D.: Feliz día de los inocentes.
____________________________________________________________________

La BBC publicó el 2008 un artículo en el que se aseguraba que Stonehenge había sido construido alrededor del 2300 a.C. (BBC News)

1 comentarios:

Anónimo dijo...

jaja y nadie le dice INOCENTE!?